La revista de alto estilismo en México.

El rape es lo de hoy

El rape es lo de hoy

Signo liberador, de empoderamiento y comodidad, las féminas buscan cada vez más el look sin un solo cabello; estas son las opciones más comunes que todo estilista debe manejar.

Oscar Alfredo Galeana

No hay estilo más radical en el cabello de una mujer, que su ausencia. El rape es un look impactante, trasgresor y si, sumamente femenino ya que acentúa las facciones de las féminas que muestras su seguridad y estilo único si se atreven a ir a rape. La rebeldía también es sino de las jóvenes del Nuevo Milenio y para el cierre de un caótico año lleno de circunstancias inesperadas, nada mejor que lucir esta tendencia mundial, tanto en ellas como en ellos.

Claro que  no a todas les queda ir a rape. El profesional de la belleza es el mejor aliado para las clientas que se atrevan a romper esquemas y busquen este look, porque para ser honestos, en algún momento nos hemos planteado la posibilidad de andar sin un solo cabello por la vida, impactando al pasar.

Ahora, cierto que más allá del impacto visual, el rape también ofrece múltiples beneficios en cuanto al ahorro unos meses en el mantenimiento de la cabellera hasta que crezca y lo hará  mucho más fuerte y con la vitalidad y el brillo perdido al devenir de los años. Para el cierre del año, estos son los básicos a rape para las damas que quieren lucir espectaculares y únicas.

A Rape Total: Evidentemente, es el clásico corte a máquina al ras, sin ningún cabello en la cabeza. Estilo adecuado que dejó de ser un look de lucha social para ser la tendencia global (chequen el personaje de Okoye, la fiel guerrera escolta de T’Challa/Black Panther en el Universo cinematográfico de Marvel, interpretada por actriz Danai Gurira); sea que busque un acto liberador, un estilo ultramoderno o simplemente por comodidad, el rape total es lo mas in del momento.

Rape Lateral: Un escalón por debajo del rape total, es en los laterales de la cabeza; este look permite a aquellas chicas que no se sienten listas para perder su cabellera, encontrar un estilo muy moderno y de tendencia, sin tener que raparse al cien, al dejar la parte superior del cráneo con el largo normal o un poco más alto que los costados. También ofrece un toque muy femenino y elegante y es preferido por varias estrellas, por ejemplo Scarlett Johansson.

Con Diseños: Otra tendencia, más con las influencias africanas y del hip hop, al fade común que se realiza se le agrega diseños o dibujos geométricos, atrevidos, símbolos, en fin, lo que el que porta el corte busque trasmitir. Incluso, el dibujo se puede teñir de oros colores contrastantes a la cabellera y para ello, el profesional de la belleza es el mejor aliado para lograr ese detalle, ya sea con tinte o maquillaje.

Rape Undercut: La zona de la nuca además de ofrecer frescura, es cómodo y muy de tendencia, sin importar que use un cabello largo o un bob, ya que el corte se adapta al gusto del cliente, con su toque personal que la distinga del resto; se acostumbra contrastarlo con un moño. El pelo rapado por la nuca es cómodo e innovador. Tanto para mujeres con pelo largo como para las que ya tienen una media melena o un bob. Se puede adaptar al gusto de cada mujer y darle el toque más acorde con su personalidad. Muy utilizado por artistas contemporáneos o músicos DJ.

Rape con Cresta: Un estilo que recuerda el inicio del punk rock, aunque sin llegar a imitarlo. Se trata de dejar los laterales con un rape leve para dejar el copete muy ancho o bien, los costados más arriba y ofrecerá una cresta mucho más fina. Este look favorece mucho a aquellas damas con melena ondulada o rizada.

Rape con Bob: Otro clásico, la melena corta con los laterales algo más largos, aunque en los últimos tiempos también se gusta rapar totalmente los costados y puede añadirse un flequillo si el rostro es alargado.

También hay otras pociones de muy cortos sin llegar al rape, como el Pixie, el cual se elabora con tijeras y deja la melena unos 4 o 5 cm de longitud, no llega al rape y ofrece un look disconexo que aparenta un despeinado. O bien, el estilo Mullet, el estilo andrógino y ugly creado en los 70 gracias al surgimiento de Ziggy Stardust, el alter ego del talentoso músico inglés David Bowie en su etapa plástica:

Son estilos que desafían el status quo, que las féminas del 2020 quieren portar como muestra que siguen avante sin importar escenarios dantescos. El rape es un elemento especial en el portafolio del profesional de la belleza y se revalora día a día. A veces, confirmando la regla de “menos es más”, la belleza femenina se acentúa con una estupenda cabellera… O en ausencia de ella.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *