La revista de alto estilismo en México.

Cola de caballo, el peinado de la Nueva Normalidad

Cola de caballo, el peinado de la Nueva Normalidad

Su practicidad, sencillez y discreta elegancia, además de su rápida elaboración, lo harán el look trendy para el reinicio de actividades tras la contingencia sanitaria.

Oscar Alfredo Galeana

De vuelta a lo básico. Si algo nos ha enseñado la contingencia sanitaria del COVID-19 es que revaloramos aquellas cosas simples, que son cotidianas y que por ello nos pasaban inadvertidas hasta que debimos recluirnos por precaución. Lo sencillo y práctico ahora será lo “trendy” en la Nueva Normalidad. Nada de lujos innecesarios incluso en el cabello.

Así como ahora el cubrebocas y la sana distancia serán norma en nuestra vida laboral e incluso personal, la necesidad de mantener peinados sencillos que por una parte, el cliente pueda replicar en casa y por otra, evite que llegue a considerarse “foco de contagio” por su volumen o elementos que se lleguen a utilizar para su elaboración –ejemplo, las barbas y bigotes que al regreso del resguardo serán prohibidas en los centros laborales por seguridad sanitaria–. Por ello, un peinado milenario y clásico será de los más usados en la Nueva Normalidad: nada menos que la afamada “cola de caballo”, que se volverá tendencia por su practicidad y rapidez, además que garantiza nulo contacto con los puntos que, de acuerdo a las autoridades sanitarias, son donde se adquiere el coronavirus, como la boca, nariz y ojos.

Porque seamos honestos: La cola de caballo es el peinado al que las féminas recurren para mostrarse presentables sin necesidad de mayor producción en el cabello; es eficaz para controlarlo, da un toque casual y lo más importante para la realidad que pasamos, es adecuado para cumplir con las medidas sanitarias; por ejemplo, no le afecta el uso de cubre bocas o máscaras plásticas y requiere mínimo mantenimiento a lo largo del día.

De hecho, algunos especialistas del stylist y total look han encontrado una llave para mostrar a la mujer moderno y elegante al combinar este peinado con el accesorio de prevención sanitaria; es un hecho que hasta que no se obtenga una vacuna contra el COVID-19, el cubrebocas es un nuevo accesorio de uso diario, pero es preciso que aunque sea elaborado con un diseño muy actual, tiene que cumplir su labor de resguardo sanitario.

Para los especialistas, este peinado es tan funcional que aplica para cualquier tipo de look, ya sea para la jornada laboral, pues mantiene el rostro completamente al descubierto. Si se usa el corte Bob tan en boga en las últimas temporadas, combina a la perfección siempre que sea una cola baja. En resumen, está lista en cuestión de segundos y es imprescindible para el estilo urbano.

La Nueva Normalidad regresará a una mujer completamente distinta a la que inició la contingencia recluida en casa. Las cosas sencillas, las que tienen un valor de peso para su persona y esencia, son lo que ahora dictarán su modo de vida, sin perder glamour. Por estas razones, la clásica cola de Caballo, será lo más trendy.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *